Escudo de Peña Athletic Club de Zalla

Peña Athletic Club de Zalla

¡ATHLETIC, SUPERCAMPEÓN!

domingo, 17 de enero de 2021

El Athletic Club se ha proclamado brillante campeón de la Supercopa tras dejar en la cuneta al Real Madrid en la semifinal (1-2) y superar al Barcelona en el partido decisivo, por 2-3. Ha sido el triunfo de David contra Goliat, de la aldea gala contra los todopoderosos ejércitos del imperio, de la cuadrilla de amigos del pueblo frente a las grandes multinacionales del fútbol globalizado, del último mohicano del balompié romántico frente a la apisonadora sin alma del fútbol moderno. Cuando más lo necesitábamos, los leones han asestado dos zarpazos memorables para seguir alimentando su incomparable historia y dar una inmensa alegría a la afición zurigorri. Todo un subidón en estos tiempos de plomo.

Desde la Peña Zalla queremos transmitir nuestra más efusiva enhorabuena a los supercampeones. ZORIONAK ATHLETIC, ZU ZARA NAGUSIA!

<> A continuación, reproducimos la ficha técnica de los dos partidos y la doble crónica de esta nueva proeza rojiblanca tal y como se recoge en la web oficial del Club.

 

REAL MADRID, 1 - ATHLETIC, 2  (SEMIFINAL)

Real Madrid: Courtois; Lucas Vázquez, Varane (Nacho, m. 46), Sergio Ramos, Mendy; Modric (Valverde, m.67), Casemiro, Kroos; Asensio, Benzema (Mariano, m.88), Hazard (Vinicius, m. 67).

Athletic: Unai Simón; Capa (Lekue, m. 68), Núñez, Iñigo Martínez, Balenziaga (Morcillo, m. 78); De Marcos, Dani García, Vencedor (Vesga, m. 68), Muniain (Berenguer, m. 71); Raúl García (Villalibre, m. 79), Williams.

Goles: 0-1, Raúl García (m.18); 0-2, Raúl García (pen. m. 37); 1-2, Benzema (m. 75)

Árbitro: Martínez Munuera (Colegio Valenciano). Mostró tarjetas amarillas a Lucas Vázquez (m. 37), Capa (m. 56), Kroos (m. 83), Dani García (m. 84) y Unai Simón (m. 89).

Estadio: La Rosaleda, Málaga. Sin público por las restricciones del coronavirus.

El Athletic Club se ha clasificado para la final de la Supercopa, cuyo tercer título buscará el próximo domingo a las 21 horas en La Cartuja ante el Fútbol Club Barcelona. Lo ha hecho derrotando con ley por 1-2 al Real Madrid en La Rosaleda gracias a un doblete de Raúl García. La gran primera parte bastó a los leones para superar la semifinal, en la que hubo que saber sufrir en el tramo decisivo. Primer gran éxito de Marcelino García Toral, aprovechando la clasificación para este torneo de Gaizka Garitano y su grupo la temporada anterior.

Tras un comienzo en el que a los leones les costó sacarse al Madrid de encima, el Athletic empezó a carburar con una presión adelantada liderada por un agresivo Dani García. Un robo del de Zumarraga posibilitó el 0-1 en el minuto 18, cuando habilitó un pase a Raúl García, que batió a Courtois con gran serenidad. El navarro, que tenía ganas de vengarse de su temprana expulsión en Valdebebas, sacó un máster a tiempo. Lo hizo todo bien.

De hecho, el propio Raúl sacó un zurdazo fuera desde lejos. El Athletic apenas era inquietado más que en alguna invención de Asensio. No se metía atrás y premio de ello, cazó el 0-2 a la salida de un córner. Fue en el minuto 36, cuando Capa encontró a Iñigo Martínez al segundo palo y el central fue derribado por Lucas Vázquez. Raúl García lo lanzó magistralmente y puso a los leones con dos tantos de ventaja al descanso. Quedaba un mundo, pero al Athletic se le veía sereno.

Quedaba un mundo. Los rojiblancos tuvieron el 0-3 en un cabezazo de Muniain a centro de Capa. Empezó a meter miedo Asensio con dos zarpazos a la madera. Llegó en el minuto 72, con mucho por delante, el 1-2. Un gol de Benzema que sólo fue validado tras ser revisado por el VAR. Villalibre tuvo el 1-3, pero lo sacó Courtois con una mano prodigiosa, a Benzema le anularon un gol por fuera de juego claro y hubo que sufrir hasta el último instante por una acción revisada en el área rojiblanca que nadie sabía por qué. Los tres pitidos finales supieron a gloria: el Athletic ha eliminado al campeón de Liga y Supercopa de la pasada campaña. Derecho para soñar.

 

BARCELONA, 2 - ATHLETIC, 3  (FINAL)

Barsa: Ter Stegen; Dest (Mingueza, 46’), Araujo, Lenglet (Trincao, 106’), Jordi Alba; De Jong, Busquets (Riqui, 97’), Pedri (Pjanic, 88’); Dembélé (Braithwaite, 88’), Messi y Griezmann.

Athletic: Unai Simón; Capa (Berenguer, 81’), Yeray, Íñigo Martínez (Unai, 95’), Balenziaga (Lekue, 83’); De Marcos, Vencedor (Vesga, 81’), Dani García, Muniain; Raúl García (Villalibre, 82’) y Williams (Morcillo, 106’).

Goles: 1-0, Griezmann (40’); 1-1, De Marcos (42’); 2-1, Griezmann (77’); 2-2, Villalibre (90’); 2-3, Williams (94’)

Árbitro: Jesús Gil Manzano (Colegio Extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a Lenglet y Jordi Alba en el Barça, y a Dani García, Villalibre y Morcillo en el Athletic. Expulsó con cartulina roja directa a Leo Messi en el último minuto de la prórroga por agresión a Villalibre.

Estadio: Final disputada en el estadio sevillano de La Cartuja a puerta cerrada por la crisis del coronavirus.

El triunfo del modelo, el Athletic Club es grandísimo. Filosofía y ambición. Queda para la historia su tercer título en la Supercopa por haberlo ganado con una gesta suprema. Primero noqueó al Real Madrid en semifinales y en La Cartuja ha tumbado al Fútbol Club Barcelona con todo merecimiento, con una actuación sobresaliente y una remontada por 2-3 que se culminó en la prórroga con un tremendo gol de Iñaki Williams en el minuto 93.

Pura justicia. El Athletic se montó sobre el Barça, que se creía ya con su decimocuarta Supercopa en el bolsillo cuando vencía por 2-1 y en el 90’, un canterano, un Búfalo llamado Asier Villalibre, hizo el 2-2 en un saque de falta de Muniain. El león, que parecía ya abatido por el rifle de Griezmann, se levantó y dio un zarpazo de muerte.

Los leones salieron al campo con las ideas muy claras: presión fuerte y paciencia con la pelota. No convenía un partido con espacios para el juego interior del Barça. Se jugó inicialmente a lo quería el Athletic. El primer disparo fue rojiblanco, un zarpazo de Capa que se sacó de encima Ter Stegen.

Leo Messi, verdugo del Athletic durante tantos y tantos partidos por el título, no estaba cómodo. Pero sus apariciones siempre dan miedo. Amenazó a Simón con un disparo lejano y en la segunda, metió un pase magistral a Jordi Alba que acabaría en gol de Griezmann, que aprovechó el balón suelto al área. Era el minuto 40, parecía un momento psicológico.

Pero este Athletic de Marcelino, que ha obrado un milagro en dos semanas y ya es un triunfador en Bilbao tras el gran trabajo de Garitano, tiene agallas y cabeza. Se levantó en segundos con una ofensiva por la izquierda. Williams mandó un balón medido a De Marcos, que cogió la espalda a Alba y batió a Ter Stegen con un sutil toque cruzado. Quién mejor que el gladiador de Laguardia para llamar a la remontada. Su empeño y el de otro veterano como Balenziaga, que puso un buen balón que Raúl García cabeceó fuera, fue soberbio.

En la segunda mitad, Messi avisó en una falta, pero llegó en el minuto 56 una jugada que pudo ser decisiva. Muniain botó una falta medida y Raúl García la cabeceó a las mallas. Gil Manzano dio gol pero el VAR lo anuló por un fuera de juego por milímetros. Williams tuvo un disparo franco el área, pero el Barça volvió a adelantarse en el marcador en el 77. Griezmann, viejo verdugo, acertó a batir a Simón en otra acción de Alba.

Pero el Athletic no se rinde jamás y Villalibre tocó la trompeta con un remate perfecto a saque de falta de Muniain en el 90’. Había una prórroga merecida para el heroico equipo rojiblanco. Llegó el golazo de Williams en el 93’ y la hora de defender el tesoro. Messi terminó expulsado por agredir a Villalibre y el Athletic levantó la Supercopa con orgullo. Ya ha ganado la primera de sus dos finales en este año de la desgraciada pandemia. A celebrarlo con orgullo y mesura. Ya habrá tiempo.